Cinco Consejos Para Cabello y Uñas Saludables

 

Tu piel. uñas y cabello indican que tan sano estas, y su estado está influenciado por muchos factores internos y externos. Sus desbalances pueden deberse a causas físicas, como una deficiencia de hierro, vitaminas o minerales, o bien, a causas psicológicas tales como la tensión nerviosa y un continuo estado de estrés sin suficientes oportunidades para relajarse. Esta semana nos gustaría darte tips para seleccionar alimentos frescos que le proporcionen a tu cuerpo todas las vitaminas y minerales que necesita.

Los cinco fantásticos para un cabello y uñas hermosos:

 

 

  • Beta-carotenos: El beta-caroteno es un precursor (o piedra angular) de la vitamina A. Se encuentra en muchos tipos de vegetales y frutos, como el kale (col rizada), la espinaca, los melones, las zanahorias, camotes (batatas o papa dulce) y la calabaza.
  • Vitamina B: La familia de vitaminas del complejo B también contribuye al desarrollo saludable del cabello y las uñas, sin embargo lo hace de una forma distinta. Las vitaminas B regulan la productividad de glándulas sebáceas, previniendo infecciones bacterianas y favoreciendo un cuero cabelludo saludable. La vitamina B se puede encontrar en nueces, productos de grano entero, legumbres (frijoles, lentejas, arvejas o guisantes), y en las semillas de chía y calabaza.
  • Vitamina C: Esta vitamina provee a los folículos pilosos de hierro y oxígeno. Altas cantidades de vitamina c pueden encontrarse en los frutos cítricos, pimientos y brócoli.
  • Hierro: El hierro es de especial importancia para el crecimiento saludable del cabello. Este oligoelemento ayuda a transportar oxígeno en la sangre, a suministrar energía a las células y a producir varias proteínas. Excelentes fuentes de hierro incluyen los vegetales de hojas verdes como la espinaca, la remolacha forrajera o la col y frutos secos como los albaricoques y los dátiles. Las bayas goji son otra excelente fuente de hierro, y otras bayas como la grosella negra y roja y las frambuesas, también son ricas en hierro.
  • Zinc: El zinc es un mineral esencial para el crecimiento del cabello. Esté activa muchas enzimas que benefician a la piel, cabello y uñas. Alimentos como el camarón, nueces, granos y el huevo, proveen a tu cuerpo de zinc. Fuentes muy poderosas de zinc incluyen la calabaza y las semillas de amapola.

¡ Mejo No !: La carne propicia un cabello grasoso y poco saludable. Carnes con alto contenido en grasa así como las salchichas y quesos, resultan en una producción elevada de sebo. Al comer grasas animales frecuentemente y en grandes cantidades no sólo te estás arriesgando a sufrir enfermedades cardiovasculares, sino que además estás propiciando las condiciones perfectas para la caída del cabello y un cuero cabelludo grasoso.

Esperamos que estos consejos sean efectivos y empieces a cuidarte naturalmente tu misma, poniendo mucho amor en cada paso. MS

 

Deja un comentario